Inicio / Opinión / La industria del automóvil le hace ojitos a la bicicleta

La industria del automóvil le hace ojitos a la bicicleta

Aunque parezca paradójico, a mayor penetración de la bicicleta como solución y alternativa de movilidad, más fuerza adquiere la todopoderosa industria del automóvil.

¿Acaso alguien pensaba que la maquinaria de la movilidad tradicional iba a estarse quieta viendo como le comen ese gran y suculento pastel, del que vienen disfrutando desde hace más de 130 años?

¡Ni en sueños!

Viendo por televisión uno de los partidos de fútbol que la Selección Española está disputando en esta segunda edición de la UEFA Nations League, al terminar la primera parte y entrar el bloque publicitario, veo un spot de la multinacional francesa de la industria del automóvil, Renault.

En él aparece su nuevo modelo de coche, el Captur E-Tech Híbrido. Pero en esta ocasión hacían todo lo contrario a lo que haría cualquier anuncio de un coche. Lo dejan en el garaje y te animan a no usarlo.

Anuncio en el canal oficial de YouTube de Renault
Anuncio de Renault España en su canal oficial de YouTube

La verdad es que, en los 15” que dura la pieza, lanza un mensaje rotundo. Mientras que su orgulloso propietario admira al vehículo aparcado en el garaje, intuyendo el espectador que el siguiente fotograma será ver a éste mismo conduciéndolo con cara de satisfacción plena, la marca del rombo nos sorprende.

Resulta que el conductor aparece montado en una bicicleta saliendo del garaje. Y en la siguiente secuencia, se muestra en primer plano al coche mientras se cierra la puerta de su estacionamiento.

Además, le acompañan los mensajes ya más típicos de este tipo de vehículos, tales como “menos emisiones de CO2” y “menos consumo de combustible”.

Y rematan la pieza con una última frase a modo de alegato en pro del medio ambiente. “Aún así (es decir, de emitir menos emisiones y de reducir el consumo), es bueno no usarlo (el coche) todo el tiempo”.

Sinergias e intereses mutuos

No es menos cierto que ya, desde hace años, la industria tradicionalmente relacionada con el automóvil está muy presente en la evolución y desarrollo de la industria de la bicicleta.

Es más, me atrevería a decir que gracias a las grandes inversiones en I+D+i que se vienen realizando en la automoción, se han podido dar también pasos de gigante aplicando esas tecnologías, o sus variantes, a las bicicletas.

Y no solo a la bicicleta como producto terminado. Esto engloba a toda la cadena de suministros, fabricación, ensamblado, mecanismos, y todo el largo etc. existente hasta llegar a tener una bicicleta terminada en el punto de venta.

Miremos a lo que tenemos más cerca, que muchas veces el bosque no nos deja ver los árboles…

Bosch: del automóvil a la bicicleta

El ejemplo más claro de vinculación de la industria del automóvil (mejor dicho, de la industria en todas sus vertientes), con respecto a la bicicleta, es el gigante industrial alemán ROBERT BOSCH.

Bosch para los amigos, capaz de hacerte desde una batidora a una taladradora, pasando por una caldera de gas o por un filtro de combustible, así como ofrecerte una ingente red de talleres para el mantenimiento de tu… coche.

Entre la infinidad de productos y soluciones de Bosch en todo tipo de industrias, también destaca en la de la bicicleta.

Ofrecen desde hace más de 10 años, soluciones tanto “hardware” como “software” muy completas, que están presentes en cientos de miles de unidades eBike y que incluyen una amplia gama de sistemas de accionamiento, baterías y motores.

La metamorfosis. De vender coches a vender “soluciones de movilidad”

Teniendo en cuenta cómo se ha venido poniendo al “coche” en el punto de mira, principalmente por los grupos políticos, así como por los grupos de trabajo con respecto a la reducción de emisiones globales, hemos ido viendo una paulatina, tal vez lenta, pero imparable, penetración de vehículos eléctricos en nuestras ciudades y pueblos.

Principalmente en el formato “turismo” como también en soluciones de reparto de mercancías, con más auge en la denominada “última milla”.

En parte provocado por las restricciones que se aplican por la entrada en vigor de las denominadas ZBA (Zona de Bajas Emisiones), así como por la normativa europea que prohibirá vender vehículos diésel y gasolina a partir del 1 de enero de 2035, sí, dentro de ¿tan solo? 13 años.

De esta forma, la industria del automóvil, que podrá ser criticada por muchas cosas, pero desde luego no por su capacidad de reacción, empieza a tomar posiciones estratégicas en la industria de la bicicleta con movimientos más que importantes.

Porsche anunciaba a finales de 2021 la adquisición de la firma de bicicletas eléctricas Greyp, una de las marcas con más prestigio en el sector.

Ahora, a primeros de 2022, ha dado otro paso haciéndose con una participación del 20% de Fazua, fabricante de motores y baterías para eBikes. Y, además, ha cerrado un importante acuerdo con el grupo neerlandés Pon Holdings, propietario de marcas de bicicletas tan reconocidas como Cervélo, Cannondale, GT, Santa Cruz o Mongoose, entre otras.

La intención de Porsche con estos movimientos es muy claro. Pretende convertirse en una empresa de servicios de movilidad eléctrica donde el ciudadano podrá adquirir (si su bolsillo se lo permite), desde un superdeportivo a una bicicleta eléctrica.

Pero no hace falta irse hasta el país de la Selva Negra para ver este tipo de movimientos. En otro nivel, pero muy representativo para este “affair” entre el automóvil y la bicicleta, lo encontramos en la operación que la catalana Grupo Quadis, la mayor red de concesionarios y talleres de automoción de España, desarrolló también en los inicios de 2021, adquiriendo Biciescapa, uno de los principales operadores de la distribución de la industria de la bicicleta en nuestro país, con una cifra de negocio en 2020 de 15 millones de euros

Y seguimos para bingo…

Como todo en la vida, no hay dos sin tres. Otro ejemplo claro de cómo el automóvil sigue avanzando poco a poco, pero incansablemente, ha sido la adquisición, hace tan solo unos pocos meses, de la empresa de bicicletas Vitesse MOBILITY (antigua Bultaco), por parte de la empresa de alquiler de furgonetas y vehículos industriales On Rent.

Stand de Vitesse en la feria MOGY que se celebró en Las Rozas
Vitesse Mobility en la feria MOGGY

¿Oportunidad? Probablemente estamos en otro claro ejemplo de cómo la diversificación del negocio tradicional del automóvil va rotando hacia el nuevo, atractivo y emergente mercado de la bicicleta, más aún con el empuje, nunca mejor dicho, que la eBike está aportando al sector.

Además, Vitesse se caracteriza por ofrecer una gama de soluciones de bicicletas eléctricas que también abarca, ya en línea con el negocio natural de On Rent, las cargo bikes.

Y para terminar, otro ejemplo definitivo de este camino imparable a la fusión de ambos mundos. Reconocidas marcas de talleres de servicios para el automóvil, como Feu Vert o Norauto, vienen subiéndose a este carro de la movilidad sostenible desde hace tiempo.

Y más especialmente desde los últimos 4 años, adaptando tanto sus talleres para ofrecer servicios de mantenimiento y reparación de eBikes (suman entre ambas más de 200 puntos en España) y ofreciendo un catálogo cada vez más amplio de bicicletas eBikes, así como todo tipo de accesorios, complementos y útiles varios.

Stand de Norauto en la feria MOGY que se celebró en Las Rozas.
Norauto en la feria MOGY

Las marcas de motos, también

Os prometo que termino.

Solo quiero referirme a cómo marcas de prestigio y tradición tan dispares como Ducati o Harley Davidson también están ya metiendo el morro con eBikes más que atractivas, como la Ducati TK-01RR Limited Edition o la Serial 1 de la marca de Milwaukee, caras probablemente, pero qué bien quedan en mi casa y cómo las mira mi vecino…

Acabo ya, ¡que empieza la segunda parte del partido!

Subscribirme
Notificar
guest
1 Comentario
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Miguel Ángel
Miguel Ángel
15/06/2022 18:39

Excelente artículo resumen del panorama actual, ahora que todas las empresas no venden coches sino “soluciones de movilidad”. ¿No es alucinante que vayamos a ver desaparecer la industria entera de automoción basada en petróleo? Añade inteligencia artificial + robótica y películas como Blade Runner serán ya una realidad. Estamos sin duda ante la última revolución industrial humana, y nos arrepentiremos cuando ya sea tarde… al tiempo.

Ir arriba