Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto
  1. Inicio
  2. Puntos de venta
  3. Pasión Ciclista abre su nueva tienda en Logroño de casi 2.000 metros cuadrados

Pasión Ciclista abre su nueva tienda en Logroño de casi 2.000 metros cuadrados

El nuevo punto de venta de Pasión Ciclista contará con 1.916 metros cuadrados. El anterior, de 407 metros, ya era la tienda de bicicletas más grande de La Rioja.

Han pasado nueve años desde que se abrió la primera tienda de Pasión Ciclista en Logroño. En ese momento, el punto de venta ya contaba con 407 metros cuadrados, característica que la convirtió en la tienda de bicicletas más grande de La Rioja. Ahora, se traslada a un edificio de casi 2.000 metros cuadrados y, aunque no ha necesitado incrementar plantilla, que continúa integrada por ocho empleados, sí que ha ampliado la jornada a dos de ellos.

Pedro Ruiz Luna y su mujer Virginia Somalo Escalera dieron vida a este proyecto. Como aficionados de la bicicleta y con experiencia laboral en la sección de ciclismo en Decathlon, decidieron apostar por este sector.

Nueva tienda, nuevo concepto

Tras casi una década inmersos en el negocio, estos emprendedores deciden dar un salto y trasladar su tienda a un antiguo concesionario de coches de 1.916 metros cuadrados.

"Queríamos una tienda con un nuevo concepto. Es decir, una tienda de libre disposición, donde estén todos los productos muy bien expuestos y que el cliente no tenga que ser atendido nada más entrar. Nuestra idea es que el cliente pueda curiosear y mirar por su cuenta mientras pasea por la tienda y facilitar aparcamiento", declara Ruiz a este medio.

Abrieron su punto de venta el 13 de junio, pero únicamente se encuentran operativos la zona comercial y el taller.

El área comercial se divide en dos plantas, que suman un total de 950 metros cuadrados. En la planta baja los clientes encontrarán todas las bicicletas, componentes, accesorios y equipamiento, es decir, "el 90 % del surtido", según Ruiz.

Y la segunda planta se destina al almacenaje de bicicletas, además de a productos como portabicicletas, rodillos o todo lo que tiene que ver con la biomecánica.

El taller actual, con 670 m2, dispone de ocho veces más espacio que el de la anterior tienda (que apenas llegaba a los 80 m2). De hecho, solo el taller es más grande que todo el establecimiento anterior.

Otros servicios

Pedro Ruiz alega que han "incluido en la tienda más servicios, porque creemos que está evolucionando el mercado".

De esta manera, Pasión Ciclista disfrutará de cafetería, vending, sala polivalente con maquinaria de gimnasio, pero muy vinculado a la bicicleta para dar servicio de entrenamiento personal y fisioterapia, entre otros.

El nuevo punto de venta brindará un espacio a la formación y reuniones, donde se tratarán temas relacionados con la nutrición, exposiciones de colecciones de ropa y que se cederá a grupos ciclistas.

"Es una forma de vincular la tienda a los grupos ciclistas y generar esa visita a nuestra tienda. Además, esta zona es muy buena, porque coincide con el lugar donde quedan los ciclistas para la salida o llegada de las rutas", relata.

Como novedad, Pasión Ciclista ha decidido apostar por un servicio de guarda bicis. De esta manera, todos los clientes que no dispongan de espacio en sus casas tendrán la posibilidad de guardar su bicicleta en la tienda.

"Vamos a empezar con 8 box. Quien quiera podrá aparcar su bicicleta en nuestro parking privado. Se entrará con una clave personal y cada persona tendrá taquilla e incluso duchas".

Este último servicio ofrece tres productos diferentes. Por un lado, el guarda bicis "puro y duro", como lo describe Ruiz. Pero, como otra opción, el cliente podrá disfrutar de un mantenimiento básico, además de su plaza de aparcamiento.

Y como tercera opción más completa, Pasión Ciclista también ofrece un servicio total de mantenimiento anual que incluirá todo lo anterior.

C de Comunicación ha preguntado a su fundador qué ofrece este nuevo espacio a Pasión Ciclista:

"Nos da comodidad a la hora de trabajar", explica Pedro Ruiz. "Antes estábamos muy limitados, sobre todo en el taller, y nos permite ser más rápidos y productivos en todos los sentidos. Por ejemplo, cuando preparamos un pedido online o cuando atendemos a los clientes. Además, vamos a poder reducir los plazos de entrega de las bicis, nos ahorra mucho desplazamiento, y vamos a dar mejor servicio a nuestros clientes".

Ruiz admite que llegan a Pasión Ciclista bastantes clientes nuevos de otras tiendas y que se quedan “impresionados”, porque no habían visto nunca este concepto de tienda de bicicletas en Logroño.

Enlaces patrocinados