Inicio / Sector / Sostenibilidad en la industria de la bicicleta, una doble responsabilidad
AMBE, evento sobre Sostenibilidad en el Sector
AMBE, evento sobre Sostenibilidad en el Sector

Sostenibilidad en la industria de la bicicleta, una doble responsabilidad

AMBE ha organizado el primer Encuentro del Sector de la Bicicleta de 2023 moderado por el secretario general, Jesús Freire. En este caso, se ha debatido sobre la importancia de la sostenibilidad en la industria desde múltiples perspectivas como la producción, la distribución, el empaquetado, la reutilización y el reciclado, entre otros aspectos.

“La bicicleta siempre ha estado vinculada a la salud y siempre decimos que es el medio más sostenible. Sin embargo, debemos también asegurarnos de que todo el proceso de fabricación e importación sea sostenible”. Con esta declaración de Mario Martínez, responsable de logística de Tuvalum, arrancaba el debate acerca de la sostenibilidad en el sector de la bicicleta.

Jesús Freire, secretario general de AMBE, ha sido el encargado de moderar el encuentro y tanto Mario como los demás ponentes, entre los que se encontraban Theresa von Rennenber, sostenibility manager de Forto; Gregorio Serrano, consultor y asesor senior en EY España; Fran Magdalena, CEO de Tookane y Gonzalo Torralbo, director comercial de Ecopilas / Recyclia, coincidieron en que la industria de la bicicleta tiene una doble responsabilidad en lo que a sostenibilidad se refiere.

La bicicleta es una aliada para mitigar la huella de carbono, reducir los gases de efecto invernadero, combatir los efectos del cambio climático y, en general, para incentivar la economía circular. Sin embargo, todas las empresas del sector deben estar comprometidas, diseñar estrategias y asegurar que todo el proceso que va desde la fabricación hasta la entrega de una bicicleta se realiza de forma sostenible.

“La bicicleta es sostenible, pero ¿cómo hacemos las bicicletas? ¿Y qué pasa después de la vida de la bicicleta, qué hacemos con ese material de aluminio y carbono? Son cuestiones que debemos tener en cuenta”, expresaba Fran Magdalena.

Doble responsabilidad

Los panelistas dieron su punto de vista sobre estas cuestiones y se llegó a la conclusión de que la industria “debe ser coherente con lo que representa una bicicleta”.

“La bicicleta es un elemento de transporte sostenible y como industria también tenemos que ser sostenible con los procesos, empaquetados y reciclaje, por ejemplo”, puntualizaba Gregorio Serrano.

Además, señalaba que es fundamental apostar por una movilidad sostenible que sea también segura, ya que se necesita formación en seguridad vial.

Por su parte, Theresa von Rennenberg señalaba que las empresas deben integrar sistemas para que sea posible contar las emisiones de gases que producen los vehículos y así poder reducirlas. “Hay que tener este tipo de información, hay mucho desconocimiento y estos datos ayudarían a reducir las emisiones y a ser una industria más sostenible”, expone.

Durante el coloquio también se habló de las baterías de las ebikes, ya que algunos panelistas aseguraban que se trata de un elemento importante que puede conllevar unos efectos que podrían resultar peligrosos si no se es responsable con su uso.

“La responsabilidad la va a tener quien ponga el producto en el mercado, la batería y la bicicleta deben dar ejemplo y es primordial el envase y empaquetado”, añadía Gonzalo.

Bicicleta y última milla

Mario Martínez, responsable de logística de Tuvalum, relató durante su intervención que desde su compañía pretenden “fomentar este modelo de economía circular gracias al mercado de segunda mano”.

Y continúa explicando que el propósito de Tuvalum pasa por “reducir la huella de carbono, ya que antes nadie se paraba a pensar el coste que suponía la fabricación de una bicicleta nueva. Debemos huir del modelo basado en fabricar, usar y tirar, solo así seremos sostenibles”, apunta.

Por su parte, Fran Magdalena, CEO de Tookane, asegura, en lo que se refiere a las bicicletas de carga y última milla que, “si una empresa cuenta con un sistema que optimiza la ruta de la cargobike, los trabajadores se cansarán menos y las baterías tendrán un recorrido más óptimo. La tecnología puede dar a la logística múltiples herramientas. Ahora un repartidor va con la aplicación en su teléfono y sabemos cuánto C02 ha producido y la distancia recorrida. Esta información es muy útil para después tomar decisiones y unificar repartos, por ejemplo”.

Subscribirme
Notificar
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios

Más noticias sobre...

Ir arriba