Inicio / Fabricantes / Igus fabrica una bicicleta compuesta por un 90 % de plástico reciclado
Fuente: igus GmbH
Fuente: igus GmbH

Igus fabrica una bicicleta compuesta por un 90 % de plástico reciclado

igus fabrica componentes de plástico para bicicletas como alternativa a los metálicos. Entre otras piezas, diseña cojinetes de polímero para bicicletas de montaña, engranajes para motores de e-bikes y cabezas de rótula para bicicletas de carga.

igus, fabricante alemán, elabora componentes de plástico para mejorar la tecnología y reducir el peso de las bicicletas. “Los cojinetes de fricción de plástico que no requieren lubricación demuestran ser más fáciles de mantener, resistentes a la suciedad y hasta un 80 % más ligeros”, afirma Alexander Welcker, responsable de la Industria de la Bicicleta de igus. Además de cojinetes, la compañía fabrica engranajes para motores de ebikes y cabezas de rótula también para bicicletas eléctricas.

La compañía ha puesto en marcha el proyecto igus:bike. Se trata de una bicicleta compuesta en más de un 90 % por plástico, desde el cuadro y los cojinetes hasta la correa dentada. Además, una alta proporción de las materias primas necesarias puede cubrirse con el reciclaje de residuos de plástico.

La empresa holandesa mtrl, socia de igus, empezará a producir y vender el primer modelo, la mtrl.bike, a finales de este año y la bicicleta urbana se lanzará en Alemania a principios de 2023.

Cojinetes de fricción de plástico 

igus cuenta con una línea de cojinetes de fricción de paredes gruesas fabricados con polímero iglidur M210, que permiten sustituir los cojinetes de agujas en los brazos oscilantes de la rueda trasera de las bicicletas de montaña de forma rápida y sin necesidad de rediseñar el eje o el cuadro.

“Los componentes de plástico ligero reducen la carga del cuadro y facilitan la maniobrabilidad de la bicicleta”, asegura Welcker. Y continúa exponiendo que, “debido a su mayor flexibilidad, los cojinetes también tienen una mejor amortiguación de las vibraciones que las soluciones de cojinetes metálicos, ya que se trata de una especificación que garantiza una mejor absorción de los impactos y una mayor comodidad para el ciclista”. 

Los cojinetes de polímero también son resistentes a la suciedad, ya que los materiales que los componen no se aplican en capas, “sino que se mezclan de forma homogénea y, por tanto, no hay una película deslizante que pueda desgastarse con las cargas, como ocurre con las soluciones tradicionales con carcasas duras y revestimientos blandos como los cojinetes de metal recubiertos de PTFE. Sin embargo, todavía quedan mejoras por realizar”, relata.

Los nuevos cojinetes de fricción de la serie iglidur SG03 con juntas de fieltro también proporcionan una protección adicional contra la entrada de suciedad. “Las juntas de fieltro son apropiadas para tolerancias difíciles, donde otras juntas pueden tener problemas. También tienen un coeficiente de fricción muy bajo y pueden garantizar una mayor suavidad de funcionamiento en comparación con los cojinetes metálicos”.

Los cojinetes de plástico de la serie E de iglidur son otro de sus productos. La compañía los ha desarrollado específicamente para su uso en horquillas de suspensión. Se trata de componentes para los movimientos lineales en el guiado de los tubos de inmersión.

Engranajes y cabezas de rótula de polímero

igus también ha presentado recientemente engranajes para reductores planetarios. Welcker expone que “los ensayos realizadas en nuestro laboratorio de pruebas demuestran que los engranajes superan significativamente a otras alternativas de plástico en términos de vida útil. Son más silenciosos y ligeros que las soluciones metálicas y, en muchos casos, pueden suministrarse más rápidamente”.

Los ingenieros pueden diseñar y poner en marcha los engranajes utilizando una herramienta online en la página web. La fabricación se lleva a cabo con impresoras 3D o mediante inyección, desde una pieza hasta una producción de varios millones.

Por otro lado, igus también ofrece una solución para las bicicletas de carga: las cabezas de rótula de metal-plástico de la serie igubal 2.0. Se trata de un componente que combina las ventajas del acero inoxidable y del plástico. Están compuestas por una carcasa de acero inoxidable y una bola esférica que se  combinan con un anillo interior de polímero iglidur.

Además, igus también ofrece los módulos lineales planos de la serie drylin para las puertas correderas de las cajas de carga. “El sistema lineal deslizante se compone de un raíl y un carro guía, tiene un diseño compacto con una altura de montaje de entre 9 y 12 mm y convence por su rendimiento constante sin deslizamiento irregular”, expone Welcker. 

Subscribirme
Notificar
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Ir arriba