Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto
  1. Inicio
  2. Sector & legislación
  3. Velca promueve en el sector privado un plan MOVES sin tributación

Velca promueve en el sector privado un plan MOVES sin tributación

El Plan MOVES público obliga a tributar las ayudas recibidas, entre un 19 % y un 47 % según el nivel de ingresos, lo que provoca que la cuantía real recibida sea menor y que los beneficiarios acaben pagando más en su declaración de la renta.

El sector privado ha impulsado un MOVES sin tributación para evitar que los compradores tengan que devolver entre el 19 % y 47 % de los incentivos recibidos, ya que en el MOVES público, los receptores de ayudas deben declararlas y devolver una parte cuya cuantía la establece su nivel de ingresos. Esto se traduce en una menor cuantía y los beneficiarios pagarán más en su declaración de la renta. Por ello, el sector privado 'mueve ficha' en la electrificación diseñando un MOVES particular. 

Esto significa que al recibir una ayuda del Plan MOVES público para la compra de un vehículo electrificado, si el comprador tiene ingresos de hasta 12.450 euros, tiene que devolver el 19 % de lo recibido en su declaración de la renta anual. Si los ingresos son, en cambio, superiores a 300.000 euros, el porcentaje asciende al 47 %. Una situación que desde la patronal ANFAC se considera una "anomalía" y que le ha llevado a impulsar una serie de enmiendas en los Presupuestos Generales del Estado 2023 desde Partido Popular, PdeCat y Ciudadanos para acabar con ello.

Velca propone que la cuentía recibida sea 'intocable'

Por todo ello, Velca, fabricante de motos y bicicletas eléctricas, propone dar incentivos sin letra pequeña, de modo que la cuantía recibida sea ‘intocable’ por Hacienda, puesto que el incentivo se aplicaria como un descuento directo en factura. Es decir, Velca propone que los 300 euros de ayuda que un comprador puede obtener al adquirir una ebike, beneficiándose del plan MOVES, no estén sujetos a tributación fiscal posterior. 

Con esta iniciativa, Velca quiere mostrar a las administraciones el camino a seguir para el diseño de los futuros planes, poniendo el acento en la colaboración público-privada. Y es que, si el Gobierno tiene clara la hoja de ruta, las empresas tienen más clara la implantación, especialmente por su conocimiento del mercado y del consumidor.

Es por ello que, desde Velca, se plantea que futuros MOVES puedan reorientar los incentivos y que sean las marcas las que los ejecuten y, posteriormente, hagan cuentas con la Administración. Esto mismo es lo que sucede con las gasolineras y el descuento de 20 céntimos por litro de combustible.

"Los principales motivos de la escasa respuesta al MOVES son la falta de información, el exceso de burocracia (unos 15 documentos a rellenar), la descentralización de las ayudas, tener que anticipar su cuantía, la larga espera en recibirlas y su tributación posterior. Nada menos que 6 ineficiencias que habría que subsanar si queremos que estos planes públicos tengan el calado deseado. De lo contrario, las empresas privadas tenemos que tomar el testigo para poder avanzar", expresa Emilio Froján, CEO de Velca. 

Acercar la electrificación a los jóvenes 

Además, la compañía pone el acento en acercar la electrificación a las capas jóvenes de la población, muy comprometidas medioambientalmente, pero con escasos recursos para motorizarse dada la tasa de paro en España en menores de 25 años, al igual que sucede con los planes de vivienda.

"La electrificación no sólo depende de la infraestructura de recarga, sino de hacerla accesible al bolsillo de los ciudadanos. De nada sirve aumentar la dotación en 400 millones de euros en el MOVES III, si estamos pidiendo a los conductores que anticipen sus ahorros, es decir, financiarlo durante un tiempo, y esperar meses a recibir la ayuda. Máxime en un contexto en el que la gente vive al día por la incertidumbre que nos rodea. No podemos poner el peso en el ciudadano, hay que repartir las cargas”, relata el CEO. 

 

 

Enlaces patrocinados